Primario

primario 1

Bernardo Bukantz y Rodrigo Chavez, discípulos de Mikel Alonso, participan en una cena de cinco tiempos con maridaje donde el producto será el protagonista. El maridaje estará a cargo de un mezcal de cuatro generaciones en Oaxaca, El Cortijo y pulque, el más primario del maguey.  Contaremos con la presencia de Gabriel Bravo, fotógrafo profesional con un amplio trabajo sobre el pulque.

Agradecemos a Ambienta por recibirnos en su casa y a Ingredienta por dejarnos entrar a su alacena.

Fecha: 28 de febrero y 1º de marzo
Durango 342 Col. Roma
Horario: 8:30 pm
Costo $780 pesos

Para reservar favor de enviar un mail a comensal3s@gmail.com

Mi historia con el pulque

Por Gabriel Bravo

pulque-maguey

El primer recuerdo que tengo del pulque fue a los 6 años de edad. Mi abuelo materno era un gran amante del Neutle y en ocasiones me daba mis vasitos de curado de guayaba. El segundo encuentro con el pulque fue en el 2002, cuando el destino me llevó a Zempoala, Hidalgo y  tuve la gran oportunidad de conocer al primer Tlachiquero, Pio Quinto Agustín, mejor conocido como Don Guty.

PULQUE0505

Don Guty me mostró como es el procedimiento para elaborar pulque; hay que esperar a que el maguey esté en su edad optima (eso puede tardar de 5 a 8 años) y ya que está en su plenitud hay que caparlo, esperar a que de agua miel y después ir dos veces por día a recoger la sangre del corazón del maguey. Y como decía Don Guty  – “es un trabajo duro, donde no hay vacaciones, pero si no lo hago yo ¿quién lo va a hacer? ya nadie ama a nuestro maguey ni a la tierra”.

Un día, en el año 2008, regresé a buscar a Don Guty con la triste noticia de que había muerto solo dos meses atrás. Mi mente empezó a dar vueltas pensando que tal vez con él había muerto el último Tlachiquero, así que me dí a la tarea de investigar todas las zonas en México donde aún se produce el Pulque en homenaje a mi maestro Don Guty y  a todos los Tlachiqueros, dueños de pulquerías, parroquianos y amantes del maguey y de su sangre: el pulque.

pulque 5

– – – – –

Gabriel Bravo

 Mi primera aproximación a la fotografía fue a los 6  años, cuando mi hermano mayor  que tenía en ese entonces 17 años era un entusiasta  de la fotografía e instaló en la cocina de nuestra casa un cuarto obscuro. Recuerdo perfectamente que lo que más me impacto fue ver como la imagen latente surgía en el papel poco a poco al nadar en los químicos reveladores.

 Fotógrafo Profesional desde 2002