Riaz Ahmad, chef y propietario de Tandoor

IMG_0680

Hace 30 años fue fundado en México el restaurante Tandoor por el chef Riaz Ahmad Siddiqui, originario de Pakistán.

La intensa labor del chef en la cocina y la exploración de los ingredientes para el enriquecimiento de los platillos, le han otorgado un consagrado sitio en la gastronomía nacional, ubicando al restaurante Tandoor  como el pionero que nos enseñó las virtudes de la cocina de Asia Central.

El nombre de Tandoor rinde homenaje al horno de barro, uno de los elementos más importantes para la preparación de platillos como el Tandoori Chicken, Seekh Kabbab y el pan Nan.

El chef es ingeniero industrial con maestría en hidráulica, pero le apasiona la cocina y, en paralelo a su formación académica, tomó diversos cursos de cocina en su país y en Estados Unidos.

Una de sus preocupaciones principales es compartir con el mundo occidental lo mejor de Asia Central, por eso es importador de arroz basmati, especias y otros productos para las cocinas mexicanas, además de artesanías, textiles, calzado y muebles.

Desde el 2014, Riaz Ahmad tiene nacionalidad mexicana. De los ingredientes que más aprecia de México son el chile y el aguacate; los platillos que conquistaron su paladar son el mole de olla y el pozole; el destino que lo deja sin aliento es Chiapas, pues ama la naturaleza y su paz. 

“Cuando recién llegué me sentía raro, ahora es al revés. Ya mi casa es mexicana y cuando estoy allá, me siento de viaje”.

El restaurante Tandoor, con ubicaciones en Polanco y Condesa, se encuentra actualmente entre la lista de los 120 Mejores Restaurantes de México, seleccionado por el prestigiado colectivo de expertos que conforman Culinaria Mexicana. 

Tandoor 03

 

30º aniversario de Tandoor

Yoga brunch

Pakistán, al igual que India, posee una amplia tradición de medicina herbolaria que se complementa con la alimentación, la meditación y la práctica de yoga para lograr equilibrio y armonía en el cuerpo.

Para festejar el 30º aniversario de Restaurante Tandoor, Laila Kuri, reconocida maestra de yoga de la Ciudad de México, ofrecerá una taller en medio del bosque y culminará con un menú diseñado por el chef Riaz Ahmad, enfocado en la tradición ayurvédica.

Su dominio en cuanto a las propiedades de las especias, así como de las diversas combinaciones que pueden hacerse de las mismas es total. Tiene claro que la misión de alimentar no sólo debe ser dar estímulo al gusto, sino lograr un equilibrio entre el cuerpo, mente y espíritu. Esta acción debe llevarse a cabo con el pretexto básico de proveer al cuerpo salud en todas las proporciones posibles.

Processed with VSCO with a6 preset

Las especias son el motor del Ayurveda y su procedimiento principal es la creación de cuidadosos regímenes alimenticios cuya función es prevenir o curar malestares.

Cada especia se encarga de sanar un área distinta del organismo. Por ejemplo: el cardamomo y el anis estrella desinflaman áreas como la garganta o los intestinos, la cúrcuma es antioxidante, el clavo erradica virus y bacterias de forma natural, el jengibre regula el metabolismo y el fenogreco reduce tejidos grasos.

La virtud principal de la cocina del chef Riaz es incorporar un ingrediente conocido como Garam Masala que recopila doce distintas especias y, al estar presente en los platillos, otorga sabor, salud y armonía.

Este 20 de agosto ofreceremos una barra diseñada por el chef Ahmad invitando a los comensales a servirse. Entre los platillos que ofreceremos serán:

– Aalu samosa
– Dahl makanhi (lentejas a la mantequilla)
– Palak Panner (espinacas con queso)
– Punjabi Chole (garbanzos estilo punjabi)
– Vegetable Pulaoo (arroz basmati con verduras y especias)
– Bhuna Mushrooms (champiñones con especias)
– Nan natural, de queso y de ajo
– Lassi de cardamomo
– Chai Massala (caliente)
– Rus Malai (postre de leche)

Para mayores informes escríbenos al mail mmm@comensales.net.

FullSizeRender 20

 

 

 

 

 

Fonda Garufa

Ramiro Ruiz

Hace veinte años ya, en un rincón de este barrio entrañable aún herido por el terremoto, empezamos a cocinar entre amigos para los amigos.

La propuesta de un lugar relajado y cercano que acompañara el retorno de los jóvenes al viejo barrio, aunado al interés en una comida con corazón y honesta fue la idea de donde nació- un buen lugar para comer- la Fonda Garufa.

En este tiempo la ciudad ha experimentado una transformación sustancial, tal vez la más importante de su historia reciente. Entre otras cosas, la oferta de posibilidades culinarias ha explotado a niveles inimaginables en aquellos aburridos tiempos de tacos, tortas, tamales y “comida internacional” de los restaurantes típicos de Insurgentes. Así también, el barrio herido se ha transformado en una efervescente babel, se escuchan gran cantidad de idiomas y están al alcance- a veces buenos, a veces no tanto- casi todos los sabores, olores y ambientes.

Al fin vanguardia de la ciudad de vanguardia, la Condesa se debate en una interesante lucha urbanística para equilibrar habitación, espacio público y la más amplia gama de servicios gastronómicos de la ciudad. Esta lucha es cualquier cosa menos aburrida.

Fonda Garufa se ha transformado en consonancia con su entorno, tratando de aprovechar la experiencia para cuidar en todo momento sus principios originales: un servicio de amigos y una comida  con corazón y honesta. Ser un buen lugar para comer. Hemos remodelado el espacio con la intención de ofrecer satisfacción a todos los gustos, desde nuestra clásica terraza sumergida en el alegre ambiente de la calle, los íntimos espacios interiores, barras de copeo y una terraza única, aislada en el primer nivel con las mejor vista de los alrededores.

Se ha integrado a nuestra oferta una tienda con los productos de nuestra cocina: pan artesanal, envasados orgánicos y productos frescos de temporada, así como una amplia carta de vinos con la más atractiva relación calidad/precio para llevar o descorchar en su mesa.   

Cerca de dos millones de comensales han pasado por Fonda Garufa, será un placer que nos den la oportunidad de mostrar lo que en este tiempo  hemos aprendido. Los esperamos.